Vuelos a zonas cocaleras de avión vinculado a esposo de Alejandra Azcárate

Antes del decomiso con media tonelada de cocaína en Providencia, la aeronave estuvo en el Putumayo, Nariño, Meta, Chocó y Casanare. Aparecen dueños en Estados Unidos. Pareja de la actriz insiste en que es víctima.

Aeronave-incautada

Por Norbey Quevedo | Vie, 04/06/2021 - 06:25

La aeronave N722KR incautada hace dos semanas en la isla de Providencia con 476 kilogramos de cocaína y administrada por la empresa Interandes Helicópteros SAS cuyo socio y representante legal es Miguel Jaramillo Arango, esposo de la actriz y humorista Alejandra Azcárate, ha volado en más de 140 oportunidades desde que la Aeronáutica Civil expidió el permiso de explotación del avión el pasdo 22 de julio de 2020. Un recorrido que ha incluido viajes a las principales zonas cocaleras del país; los departamentos de Nariño, Putumayo, Chocó, Casanare y Meta.

Un avión que en las últimas horas entró en proceso de extinción de dominio y que generará un nuevo pleito en Colombia y en Estados Unidos. Se trata de un Beechcraft C90A, bimotor turbohélice que aparece en los registros de la Federal Aviation Administration, FAA, máxima autoridad aeronática norteamericana.

La empresa propietaria de esta aeronave de 1984 es Logistic Air Services INC,   ubicada en Weston, Florida. En esta dirección funciona el local comercial “The Ups Store” en el centro comercial Weston Lakers Plaza.

Entre otros servicios, ofrece envío de paquetes y casillas de correo; el domicilio legal de la empresa es executive park drive, la misma dirección del contador y el representante de la empresa, cuyo presidente es Mauricio Gómez Jaramillo, primo de Miguel Jaramillo y la CFO es Marcela Gomez.

La firma ofrece servicios de asesorías en inversión, importaciones, exportaciones desde y hacia Suramérica, vía aérea o marítima, así como contratos de representación y acuerdos comerciales.

Aviso Logistic
Información de propiedad de la empresa Logistic Air Services INC.

 

En su portafolio de servicios  incluye el servicio de transporte marítimo o aéreo hacia Estados Unidos, liberación aduanera, transporte interno de mercancías, descargue de bodegaje. Así mismo, dicen exportar todo tipo de vehículos, maquinaria y botes.

Una aeronave que oficialmente entró a ser operada y administrada en Colombia, el 22 de julio de 2020. Dos meses después que el gobierno nacional cerrara el aeropuerto El Dorado y ordenara que todas las aeronaves con excepción de aquellas que hicieran vuelos humanitarios estuvieran en tierra.

Pero la aeronave no cumplió  la disposición presidencial. Según el listado de vuelos humanitarios de la Aeronáutica Civil en poder de la Agencia de Periodismo Investigativo, API, entre el 25 de marzo y el 12 de agosto, la avioneta N722KR no hizo parte de los casi 600 vuelos humanitarios que surcaron los cielos y contaron con la autorización requerida en virtud de la emergencia sanitaria.

Con un detalle adicional, oficiales de la Fuerza Aérea de Colombia, FAC consultados, aseguraron que los aviones cuya matrícula empieza por la letra N, se entienden que son americanos y por ello no son objeto de revisiones y controles exhaustivos como  sí ocurre por ejemplo con los de matrícula HK que al ser colombianos siempre están bajo la lupa de las autoridades.

La huella reciente de la aeronave en los radares del mundo se inició el sábado 6 de junio de 2020, con un sobrevuelo de apenas 27 minutos en la ciudad de Miami. Tres días después la N722KR partió de esa ciudad a las 5:30 am rumbo a Ocho Ríos, Jamaica y luego del medio día hacia Cartagena. Al día siguiente, el 10 de junio a la 1:38 pm salió hacia Bogota.

Controladores
Controladores del Aeropuerto Internacional El Dorado desde donde se dirigir el tránsito de aeronaves en el espacio aéreo y en los aeropuertos nacionales e internacionales y siguiendo las normas de la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI.

 

En la capital estuvo en tierra hasta el 17 de junio, un día particularmente movido. De Bogotá salió a Medellin a las 7:28 am, de Medellín a Panamá. De allí  a Cartagena y a las 4:16 pm nuevamente retornó a Bogotá.

El 25 de junio el radar detectó un leve movimiento en el área perimetral. Cinco días después voló hacia Ibagué. Dos horas después ya estaba de regreso en la capital. El dos de julio realizó nuevamente el mismo contenido. Cuatro días después, la ruta fue Bogotá-Medellin-Bogotá, trayecto que se repitió el 16 de junio.

El 18 de julio la avioneta realizó un nuevo vuelo internacional. Salió de Bogotá rumbo a Cartagena a las 6:16 am. De allí  partió para Punta Cana a las 10:19 am. En aquel paradisíaco destino turístico pernoctó una noche, pues al día siguiente regresó a Barranquilla y luego  a Bogota.

Para ese momento aún la Aeronáutica Civil no expedía a nombre de Internades Helicópteros SAS la licencia de explotación de la aeronave. Según el certificado de matrícula extranjera y permiso de explotación definitivo, hasta el próximo  22 de julio.

El primer vuelo ya con ese permiso fue el 25 de julio de 2020 con un itinerario  Bogota-Barranquilla-Valledupar-Bogotá; cuatro días después él aeronave viajó a Medellin. En agosto, la aeronave hizo 38 vuelos, con destinos a Barranquilla, Ibagué, Cali, Cartagena, Bucaramanga, Corozal, nuevamente Punta Cana, Panamá y Cali.

Vuelo a Tumaco
Recorrido de la aeronave, incautada con cocaína, de Bogotá hacia Tumaco, el municipio que más produce hoja de coca y donde se concentra el 18% de todas las hectáreas sembradas en el país.

 

En el siguiente mes se hicieron 37 vuelos. Además de los destinos ya tradicionales, se incorporó un nuevo lugar. El 29 de septiembre los radares captaron el avión cerca a la Ceiba en el Casanare.

En octubre de 2020, se hicieron 31 vuelos, varios llaman la atención. El 4 de ese mesvoló de Barranquilla a Punta Cana, allí en República Dominicana estuvo hasta el 9 de octubre cuando a las 2:19 pm voló a San Juan de Puerto Rico y se regresó a las 6:46 pm

Dos dias después voló de Punta Cana a Barranquilla y el 14 de octubre de Bogota a San Andrés. Posteriormente, el 20 de octubre la aeronave partió a las 8:40 am a Puerto Asís, Putumayo, en la ciudad permaneció todo el día hasta que su regreso se reportó a las 5:42 hacia Bogota.

Posteriormente,  el 22 de octubre nuevamente la aeronave se trasladó a un destino poco turístico, Caucasia, Antioquia. A las 11:48 am, la aeronave no regresó a Bogotá. Al día siguiente, se desplazó a las 7:42 am otra vez a Puerto Asís, Putumayo, un departamento que según el Observatorio de Drogas, tiene un 52% de afectación de cultivos ilícitos.

El 24 de octubre el avión quedó en el registro de los radares desplazándose hacia Tumaco, Nariño. En este departamento, el Sistema de Monitoreo de Cultivos Ilícitos, Simci, tiene 36-000 hectáreas afectadas. A su vez, Tumaco  es un municipio estratégico para el envió de drogas ilícitas a Centroamérica y Estados Unidos, según reportes de la Policía Antinarcoticos.

Vuelo Puerto Asis
Recorrido de la aeronave N722KR, serie LJ-1065, hacia Puerto Asís, uno de los municipios con más hectáreas de cultivos de coca según Simci.

 

Registros de la Oficina para las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito,  Unodc, los principales enclaves productivos de cultivos ilícitos se encuentran en Catatumbo, Tumaco y Puerto Asís, Putumayo, entre otros.  Justo desde Tumaco la Aeronave regresó  a Bogota a las 5:34 pm.

Los días posteriores nuevamente partió hacia la Costa Atlántica. El 27 en Barranquilla, el 28 en Santa Marta. Los dos últimos meses del 2020 hizo 39 vuelos más. Medellin, Pereira, Villavicencio, Pereira, Ibagué y Cartagena fueron los principales destinos.

El 2021 inició en el primer mes con 39 vuelos. El 16 de enero de Ibagué según los radares se trasladó a Nuqui, en el Chocó y luego a Bogotá.  Luego, seis días después,  viajó a Yopal, Casanare. 

En febrero surcó los cielos del país en 37 ocasiones. El 17 inició un periplo de Bogota a Villavicencio y de allí a Monteria. Luego el 20 de la capital cordobesa a Caucasia y de allí a Villavicencio. 

Marzo fue uno de los meses con menos vuelos, 22. Nuevamente Medellin, Ibagué, Cali, Cartagena y el 11 de marzo, retornó otra vez a Puerto Asís, Putumayo. El más reciente informe de la Unodc evidenció que Nariño y Norte de Santander, agrupan más del 50% de toda la cocaína del país. Asegura el organismo que si se suman Putumayo y Cauca, en estos cuatro departamentos se concentra el 78% de toda la producción de cocaína en Colombia.

Miguel Jaramillo
Miguel Jaramillo, además de ser socio de la empresa que opera la avioneta, realizó estudios de cine y es director colombiano de LAMUVI FILMS.

 

En abril, la aeronave realizó 14 vuelos y se repitió un destino frecuente, Punta Cana. A este paraje de República Dominicana regresó el avión el 16 de abril desde Barranquila  a donde retornó el 18 de ese mes.

Paradojicamente, el mes de mayo fue el que más tiempo estuvo la avioneta en tierra. El 9 de mayo se trasladó a Cali, luego a Ibagué, de ahí a Bogota en donde prácticamente estuvo quieta hasta el pasado 23 de mayo cuando salió de Guaymaral a las 6:06 am con media tonelada de cocaína y $102 millones en efectivo.

Los pilotos Harold Dario Rivera Toledo y Juan Camilo Cadena Botero, a  pesar de la presunta flagrancia no aceptaron los cargos ante un juez quien los envió a prisión. En la hoja de vida de Cadena en la Aeronáutica Civil, figuran tres licencias. La PCA-11184 expedida el 28 de febrero de 2014 que le permite manejar monomotores tierra hasta 5700 kgs, la PPA-1018429255 expedida el 25 de septiembre de 2017 categoría avión, monomotores tierra y la más reciente la IVA-1018429266 activa desde el 8 de agosto de 2019.

La actriz y humorista Alejandra Azcárate viajó a Miami en la última semana. Sin tener responsabilidad alguna en el asunto, asumió como vocera del caso de su esposo Miguel Jaramillo, de quien afirma no tiene dudas de su honestidad. Insiste en que fue asaltado en su buena fe por la tripulación del N722KR.

Sus abogados prefieren no dar explicaciones sobre el tema. Buscaron ante una juez que Jaramillo y su socio fueran reconocidos como víctimas pero la petición fue negada por la funcionaria.  El caso también esta en manos de la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, que ubicó a un informante y delator. La Procuraduría también investiga. Ahora, el rastro de la aeronave muestra que además de un viaje a Providencia, hay otros recorridos a zonas donde pulula el narcotráfico. La justicia tiene la última palabra.

Le puede interesar

 

 

 

 

Escríbanos