Publicidad


Publicidad

Protagonistas de la historia

Por Agencia Periodismo Investigativo | Lun, 10/06/2019 - 14:58

Andrea Cabrera Martínez: joven de 25 años de edad. Comunicadora social,  egresada de la Universidad de La Sabana. Hija del general de Ejército, Fabricio Cabrera. Para el momento de los hechos trabajaba en ese centro docente.

Jaime Andrés Esparza Rueda: amigo de la víctima. El 3 de febrero de 2018, llama a Andrea Cabrera y le propone salir con un grupo de amigos. Es testigo clave de todo lo que pasó.  Sentía atracción por la joven fallecida.

Lina María León González: Amiga de Andrea, inicialmente tenían previsto ir a un cumpleaños pero cambiaron de plan y decidieron ir de rumba con Jaime y sus amigos.

William Mauricio Ladino Ochoa: Amigo de Jaime, se encuentran con sus amigos en el restaurante Primi, en donde estaba ubicado en una mesa cercana a donde estaban Andrea y Lina

Paola Johanna Cano: Amiga de la víctima, a su residencia en el norte de Bogotá, llegan para dejar los vehículos a fin de tomar uno solo y trasportarse hasta el bar.

María Carolina Daza: amiga de Andrea y Lina, llega al restaurante de su casa, luego que esta última le solicitara un servicio de Uber. Las tres se ubican en una mesa diferente pero cerca a William Ladino y sus amigos, entre ellos Jaime Esparza, quien finalmente se les acerca a la mesa para invitarlas al Bar Clandestino, ubicado al norte de Bogotá, en donde una semana antes habían estado con Andrea Cabrera.

Luis Miguel Flórez: Amigo del grupo. Es quien se dirige a la casa de Paola Johanna Cano y allí recogen a Andrea Cabrera para llevarla al bar Mint de la Zona Rosa de Bogotá.

Daniel Varona Henao: Amigo del grupo. Es quien acompaña a Flórez   a la casa de Paola Johanna Cano y allí recogen a Andrea Cabrera para llevarla al bar Mint de la Zona Rosa de Bogotá.

Todos ingresan al bar Mint hacia la 1am y se ubican en el palco. Allí consumen aguardiente, Red Bull y agua. Allí, según Lina María León, empieza a circular una bolsa rosada que las autoridades señalan como éxtasis. Increpa a los jóvenes y les dice “no se pongan a joder o chimbiar con esas aguas”. A su vez, Andrea Cabrera le expresa a su amiga María Carolina que creía que habían envenenado el agua o el trago porque se sentía mal.

Finalmente, la víctima se dirige al baño y vomita. Sale del bar, se queda dormida y se va para la casa de María Carolina Daza en Bosque Medina.

Hacia las 5am, Andrea se complica y es llevada a la Fundación SantaFe  por Andrés Gonzalo Ortíz Lopera a donde llega a las 6 y 30am sin signos vitales.