Publicidad


Publicidad

Condenan a exfuncionaria de la Superintendencia de Salud por red de corrupción

Eva Carrascal reconoció haber recibido sobornos para procesos que favorecieron a IPS y EPS, entre los que estaría involucrado el expresidente de la liquidada Cafesalud EPS

Condenan a exfuncionaria de la Superintendencia de Salud por red de corrupción
Por Luisa Fernanda Peña | Sáb, 04/12/2021 - 14:12 Créditos: Superintendencia de Salud

La Fiscalía General de la Nación condenó a 80 meses de prisión a la exsuperintendente delegada para la Supervisión Institucional de la Superintendencia de Salud, Eva Katherine Carrascal Cantillo por su participación en una red de corrupción dispuesta para direccionar trámites en la Supersalud que favorecieran a IPS y EPS.

Una fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción le imputó a Carrascal los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, cohecho impropio, prevaricato por omisión, utilización indebida de información oficial privilegiada, falsedad en documento privado y asesoramiento. La exfuncionaria acepto de manera libre y voluntaria los cargos.

Las investigaciones del ente acusador permitieron determinar que la exfuncionaria se concertó con representantes legales de varias Empresas Prestadoras de Salud (EPS) y funcionarios de varios Institutos Prestadores de Servicios de Salud (IPS), de los que recibió dádivas para favorecerlos en las supervisiones que realizaba la Superintendencia de salud.

De acuerdo con el material probatorio del caso, entre los involucrados se encuentra el expresidente de la liquidada Cafesalud EPS, Guillermo Grosso Sandoval, así como otras personas que realizaron transferencias bancarias, entregaron cheques y dinero en efectivo a la exfuncionaria para salir favorecidos en los procesos. Además, se estableció que Carrascal también suministró información financiera reservada y brindó asesoría a distintas entidades del sector salud en Boyacá, Cauca, Casanare y La Guajira; y a una asociación Indígena en Sucre y Córdoba.

Carrascal desempeñó su cargo como funcionaria pública entre 2015 y 2018. En el año 2020, la Procuraduría General de la Nación la sancionó con destitución e inhabilidad por 20 años por corrupción, ahora que su proceso se ha desarrollado ante la justicia enfrentará una condena por corrupción.

La procesada deberá cumplir una condena de seis años y ocho meses de prisión, además será inhabilitada para ocupar cargos públicos. Además, tendrá que pagar una multa superior a $400′000.000 y reintegrar $433′000.000, que corresponderían a los dineros Recibidos por sus actuaciones ilícitas

Lea también