Publicidad


Publicidad

Las razones al exjefe guerrillero Joaquin Gómez a través de Timochenko

En la búsqueda de explicaciones por la muerte de un hermano y su cuñada con ocho meses de embarazo, presuntamente a manos de las Farc, una mujer cayó en manos de un falso perfil en redes sociales. De esta manera se hicieron públicos los mensajes que le envió a quien creía que era Timochenko.

Por Agencia Periodismo Investigativo | Mié, 10/03/2021 - 22:56

El envío de un mensaje en twitter a Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, máximo líder del antiguo grupo guerrillero, hoy convertido en el movimiento político, Fuerzas Armadas Revolucionarias del Común, Farc, causó revuelo en la red social el pasado 25 de abril. Aunque fue un mensaje directo, es decir entre dos usuarios de Twitter; este se hizo público. “ ¿Hola cómo estás?, necesito comunicarme con Joaquín Gómez, dígale que soy Mireya la hija del llanero, hermana de Manuel y Carlos, que necesito hablar con él urgentemente”. Así inició la conversación  Ivonn Mireya Africano Mancuase, una mujer de 33 años que actualmente vive en Pasto, Nariño. 

Alrededor de nueve horas después, su interlocutor, Timockenko, le respondió el mensaje a  Africano Mancuase. Luego de un saludo protocolario y de asegurarle que le había transmitido el mensaje a Joaquin Gómez, actual candidato a la gobernación de La Guajira, le manifestó que no la tenía identificada y por lo tanto necesitaba mayor información. “Por seguridad no la contacta hasta que no sepamos quién es realmente...deme más datos suyos para poder identificarla”. De inmediato,  indagó sobre la persona que Africano Mancuase había mencionado cómo su padre, alias ‘El llanero’, quien se identificaba como Rodrigo Londoño, le pidió que le dijera a qué frente y en qué operaciones había participado, advirtiendo que de esta manera era más sencillo reconocerla a ella y su familia.

En las horas posteriores, la mujer respondió en detalle las preguntas que le hicieron. “Dígale a Joaco que mi papá vivió muy cerca a donde él tuvo el campamento grande, que amó la revolución hasta el último de sus días, que fue fiel servidor de las Farc; que muy honestamente manejó los recursos que le fueron entregados por él para la compra de alimentos y armamentos”. También le informó que Joaquín había conocido a su madre, a quien el excomandante guerrillero, conocía cómo Ángela Morales. Acto seguido, le contó que ella la había criado junto con su hermana y que su padre, se había encargado de formar a  sus hermanos varones, Carlos y Manuel. 

Ivonn Africano manifestó, que tanto su padre como su hermano murieron, el primero en Ecuador y el segundo en extrañas circunstancias y entregó otros detalles “(Toda su vida incluso desde que tuve uso de razón, toda su vida fue dedicada a la revolución, les transportaba alimentos, armas y siempre fue muy entregado, responsable y honesto en su proceder; guardaba en caletas las armas que se pasaban a Ecuador” le dijo la mujer en un mensaje interno a Londoño.  Finalizó su diálogo recordándole la importancia y la cercanía que había tenido “Joaco” para su familia, “(...) Dígale a Joaco que mi papá siempre lo consideró su amigo, su hermano; por eso para nosotros Joaco siempre fue nuestro “tío”.

Conversación entre Ivonn Africano y Rodrigo Londoño

A pesar de los detalles que entregó la mujer y el esfuerzo que hizo para que la identificaran. Le solicitaron más evidencia, alegando motivos de seguridad, “Camarada, Joaco sigue sin identificarla, necesitamos más datos, la información de esta cuenta está encriptada por el G-2 cubano”. Quien se identificaba como Rodrigo Londoño, le aseguró que gracias a ese procedimiento no había riesgo de que alguien los leyera y finalizó afirmando que, “deme más datos porque hoy en día hay muchos suplantados”.

Sin embargo, los mensajes cruzados en Twitter, de manera interna, entre Ivonne Mireya Africano y Rodrigo Londoño que se enviaron mutuamente entre el domingo 21 de abril y el martes 23 de abril, se hicieron públicos días después. Con las imágenes de la conversación adjuntadas a un mensaje de Twitter, este sí público, el falso Rodrigo Londoño, se burló de la mujer.

De esta manera, Ivonne Mireya Africano Mancuase, se enteró que la cuenta de Twitter a la que le había estado escribiendo, no era la del jefe de las Farc, si no una cuenta fake con 4.276 seguidores y quien en su perfil se define como, “firmante del acuerdo en el que Colombia me pidió perdón por obligarme a delinquir. Dueño de la JEP. Socio de Santrich...”.

Las burlas, los retweet y los me gusta, no se hicieron esperar. Muchos le solicitaron a la cuenta de la Fiscalía y la Policía investigar a la mujer, otros se fueron lanza en ristre contra el acuerdo de paz, el gobierno Santos y demás. Pero lo que parecía un matoneo en redes terminó, según Africano Mancuase, en amenazas y mensajes intimidantes.

La Agencia de Periodismo Investigativo, API, se comunicó con Ivonne Mireya Africano quien entregó otra versión de los hechos. Afirma que ella sí envió los mensajes que se hicieron públicos a una cuenta de Twitter que creyó ser la de Rodrigo Londoño, alias Timochenko. De inmediato riposta y asegura que sólo cuando envió los mensajes y se hicieron públicos, se dio cuenta que era una cuenta falsa.

Timo

Sin embargo, afirma que a esa historia le falta un pedazo, pues según ella, le envió otros mensajes al falso Rodrigo Londoño, que no hizo públicos en Twitter y que revelan una historia compleja. Advierte que jamás le preguntaron para qué o porqué buscaba al excomandante guerrillero Joaquín Gómez. 

“Estoy tratando de ubicarlo porque él, Joaco, asesinó a mi hermano y a mi cuñada con ocho meses de embarazo en el patio de la casa...después de que mi papá les sirvió toda la vida, quiero reclamarle por todo el daño que nos hizo”.

Pero este no fue el único mensaje que la mujer le envió internamente a la cuenta fake que había publicado los mensajes y había generado un matoneo, “no soy culpable de haber tenido por padre a un ignorante que sacrificó a su familia por una causa absurda. Por eso mi madre lo dejó y nos llevó lejos de tanta cosa”. Manifestó.

Desmiente ser funcionaria de un juzgado de ejecución de penas de la ciudad de Pasto, Nariño, aunque reconoce que un exnovio la incluyó en un concurso para el cargo de auxiliar administrativo de esos juzgados, pero aunque fue admitida no continuó con el proceso. Afirma que se gana la vida en el mundo de las flores y que solo pudo terminar su bachillerato.

Finalmente dice que tratar de averiguar por Carlos, su hermano, asesinado en el año 2006 en el Putumayo, se ha convertido en una pesadilla. Indica que se remitió a una URI a denunciar que estaba recibiendo amenazas de toda índole, que ya no estaba en el mundo de las redes sociales y que ya no insistirá en preguntarle a 'Joaquín Gómez' si él ordenó la muerte de su hermano y porqué.

“Yo lo estaba tratando de ubicar porque yo soy víctima del conflicto armado. Nosotros no crecimos ahí. Mi hermana y yo crecimos lejos de mi papá y mis hermanos. Yo ando buscando a 'Joaquín Gómez' porque él mató a mi hermano. Nosotros como víctimas estamos buscando una explicación. Eso fue lo que nos dijeron a nosotras que él había sido, entonces necesitamos que nos aclare eso”, p
untualizó Ivonn Africano.

Aviso