Publicidad


Publicidad

Desarticulan red que contactaba funcionarios para sacar cargamentos de cocaína

El presunto cabecilla de la organización es un sargento del Ejército condenado por homicidio y desplazamiento forzado.

Capturado por pago a funcionarios para envío de cocaína
Por LeidyHernandez | Lun, 27/09/2021 - 08:06 Créditos: Fiscalía General

Las autoridades confirmaron la desarticulación de una red que ofrecía dádivas a diferentes autoridades para garantizar la salida de cocaína por el Pacífico. La operación se logró tras el trabajo conjunto de la Fiscalía, el CTI, la Armada Nacional y el Gaula Militar.

Se trata de una red que tendría nexos con las disidencias del frente 30 de las FARC. Todos fueron capturados diligencias adelantadas en Cali (Valle del Cauca), Cocorná (Antioquia) y Tumaco (Nariño). En los procedimientos se incautaron teléfonos celulares, un computador, memorias USB, simcard, documentos y otros elementos de importancia para la investigación.

Remote video URL
Armada Nacional informa sobre la captura / Fiscalía General

 

Además, entre los detenidos se encuentra Francisco Estupiñán Portocarrero, sargento en retiro del Ejército Nacional, quien sería el cabecilla y el encargado de contactar y pagar a los funcionarios que permitían el paso de los cargamentos con destino a países de Centroamérica.

Otros capturados fueron identificados como Frederick Quintero Quiñonez y Robert Estupiñán Montaño alias ‘sobrino’, supuestos responsables de actividades de logística, seguridad y el movimiento del dinero.

Además, fue notificado Robinson Estupiñán Perea, alias Rocky, un hombre privado de la libertad por otro proceso. Estas personas estarían involucradas en, por lo menos, tres eventos en los que salieron lanchas rápidas con narcóticos. En uno de los casos, el pasado 30 de julio, la embarcación fue interceptada y se incautaron 386 kilogramos de clorhidrato cocaína.

Remote video URL
Alias Sobrino hablando sobre incautación de estupefacientes / Fiscalía General

 

 

En medio de la investigación, las autoridades confirmaron que Estupiñán Portocarrero habría contactado a personal de la fuerza pública para que le devolvieran el alijo antes de su destrucción. De esta forma, el hombre ofrecía cerca de $250’000.000 por un ‘cambiazo’, que consistía en recuperar el estupefaciente y reemplazarlo en las bodegas por harina y 20 kilogramos de cocaína que servirían de fachada.

Por los hechos, un fiscal imputó los delitos de concierto para delinquir agravado; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado; enriquecimiento ilícito de particulares y cohecho propio.

Entre tanto, los cargos fueron aceptados por Frederick Quintero Quiñonez, mientras que los demás rechazaron los señalamientos en su contra y recibieron medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario.

Lea también