Publicidad


Publicidad

Maniobras extrañas con servicio de energía en municipio modelo de Colombia

De como funcionarios y contratistas de Enel-Codensa, afectan a uno de los pueblos más pacíficos del país y joya ecológica a sólo 80 kilómetros de Bogotá. Piden intervención inmediata de la superservicios. ¿Saboteo?

Maniobras extrañas con servicio de energía en municipio modelo de Colombia
Por Agencia Periodismo Investigativo | Sáb, 18/12/2021 - 10:53 Créditos: Alcaldía de Manta

En las últimas semanas, la superintendente de Servicios Públicos, Natasha Avendaño García, ha enfocado su gestión en observar y vigilar el desarrollo del caso Hidroituango. Además de hacer seguimiento a EPM, evaluar el servicio en varios municipios del Caribe y en inspeccionar la operación del acueducto, alcantarillado, energía y aseo en Providencia, tras el huracán Iota.

No obstante, mientras la funcionaria y su equipo de trabajo tiene los ojos bien puestos en Antioquia y la Costa Atlántica principalmente, a pocos kilómetros de Bogotá, el Valle de Tenza y algunos municipios que lo conforman, vienen padeciendo hace varios meses; un servicio de energía de frecuentes fallas a cargo de funcionarios y contratistas señalados de saboteo.

El caso que más ha llamado la atención, hace referencia a  uno de los municipios más pacíficos y ecológicos de Colombia, Manta, Cundinamarca.

Una población de apenas 4.500 habitantes, ubicada a escasos 80 km de Bogotá, en la provincia de Almeidas, por la vía alterna al llano y famosa por sus circuitos en bicicleta, el Festival de la Arepa y la Gallina y por disputarse ser la cuna del caudillo liberal, Jorge Eliecer Gaitán, está viviendo un calvario con el suministro de energía, concretamente en una de sus veredas, Manta Grande Arriba.

Esta semana sus habitantes no aguantaron más y enviaron sendas quejas a medios de comunicación y a la Superintendencia de Servicios Públicos. Llamó tanto la atención el caso, que incluso, la senadora Paloma Valencia solicitó públicamente a la superintendente de Servicios Públicos Natasha Avendaño García, investigar a Enel-Codensa por las irregularidades en la red, equipos y prestación del servicio en el municipio de Manta, Cundinamarca.

superservicios
Natasha Avendaño García, economista y superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios desde el 4 de octubre de 2018 / Superservicios

 

Otros influencers en redes sociales también advirtieron sobre lo que sucede en el municipio, por las particularidades del caso y por la forma como una población indefensa queda en manos de funcionarios y contratistas que imponen su ley motivados por la evidente ausencia de control a nivel central de la compañía multinacional. Un llamado que además se hizo extensivo al gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, sin respuesta alguna de la empresa y de las autoridades.

Una situación que se repite en cuanto a la falta de atención a los reclamos. De hecho, en otro contexto y caso, la reconocida periodista Yolanda Ruíz evidenció las fallas en la atención a los requerimientos ciudadanos de Codensa: “Vamos a ver si Twitter hace su magia: Desde ayer hemos reportado 4 veces un problema y un riesgo a línea de atención @CodensaEnergía pero no hemos podido tener atención a pesar de que han radicado el reporte varias veces. ¿Alguien que nos pueda ayudar?, expresó la comunicadora mediante un trino, este 8 de diciembre.

La historia en Manta es la misma de los últimos meses. El servicio de energía se interrumpe, los pobladores llaman decenas de veces a la empresa o en su defecto a los encargados de la zona, estos aseguran que están trabajando para el restablecimiento y la excusa siempre es la misma que un árbol se cayó o que un transformador se quemó.

Pasan las horas, los alimentos que requieren refrigeración se descomponen, los adultos mayores que habitan en la zona y dependen de elementos médicos que funcionan con energía se desesperan y llaman a sus familiares en Bogotá que a su vez intentan comunicarse infructuosamente con Codensa.

Paradójicamente tres días después aparecen los funcionarios delegados por  Codensa descienden de un vehículo, mueven una palanca al transformador y solucionado el problema, vuelve la energía a los hogares.

movil
Unidad móvil de Enel - Codensa solucionando problemas del servicio / Enel-Codensa

 

El hecho genera más dudas que certezas, pues si la solución era tan sencilla porqué dejan a la población durante más de tres días sin energía en un hecho que se repite constantemente.

En las denuncias recibidas por esta Agencia se habla desde saboteo, hasta negligencia. Otros habitantes de la región se preguntan qué buscan los funcionarios de una zona ubicada casi en las goteras de Bogotá al reiterar en su conducta.

Un experto de la zona consultado que solicitó no publicar su nombre a fin de prevenir represalías, advirtió que el problema radica en la falta de mantenimiento en las redes, el arreglo y no cambio de los transformadores que se han averiado e incluso el número de usuarios por cada transformador que desborda la capacidad.

Pero lo peor viene después, pues cuando se restablece el servicio de energía, este llega con picos que generan averías en electrodomésticos. Luego el flujo no se mantiene estable, pues desciende a niveles pírricos, lo que impide que dos  electrodomésticos puedan funcionar al tiempo.

“El servicio de energía de esta empresa (Codensa) es pésimo, lo reinstalan sin revisar líneas y vuelve a irse  a los pocos días”, manifestó un ingeniero de la zona.

Las llamadas y quejas por cuerdas enredadas en árboles, también son infructuosas pues los funcionarios adscritos al lugar aseguran que debe presentarse una falla, un daño o hasta una tragedia para desplazarse a realizar la respectiva poda.

denuncia
Denuncia por medio de Twitter de la periodista Yolanda Ruíz y la senadora Paloma Valencia sobre la situación en Manta / Suministrado

 

Otro de los habitantes de la vereda afectada, Manta Grande Arriba y víctima con lo que ocurre señaló que nadie responde por los alimentos perdidos, la afectación para estudiar y trabajar desde la virtualidad y hasta la puesta en peligro de enfermos y adultos mayores.

“Son fallas constantes donde no dan  solución, llega el técnico se demora cinco minutos y lo que hace es subir la caña del transformador y eso luego de tres días sin energía. Requerimos mantenimiento serio de las redes y transformadores de mayor capacidad y con el número de usuarios adecuado”, advirtió.

Los pobladores que aspiraban un mejoramiento en la prestación de servicio de energía cuando Enel-Codensa culminó el proceso de fusión con la Empresa de Energía de Cundinamarca, en septiembre de 2016 se quedaron viendo un chispero, pues el panorama cada vez es más oscuro.

La respuesta de la compañía a través de redes sociales es que todo esta bien en la región y solucionado. “te informamos que nuestro equipo técnico realizó la reparación en el sector y ya cuentan con servicio de energia al 100%”.

Es la lucha frecuente de un grupo de pobladores indefensos, campesinos, adultos mayores, niños que han hecho de Manta uno de los municipios más pacíficos y seguros del país, una joya ecológica que merece respuesta de los organismos de control, al clamor por lo que parece ser un extraño saboteo de funcionarios y contratistas y una evidente negligencia de la empresa.  

También le puede interesar

 

 

 


 

 

 

Escribanos