Publicidad


Publicidad

Detalles de la liberación de Natalia Salazar, universitaria secuestrada en Cali

Autoridades aseguran que se trató de un rescate. La joven universitaria declaró que sus secuestradores la liberaron en una calle para que tomara un taxi. No hay capturas. Bitácora de cinco días de un plagio que movilizó a toda una región.

Por Agencia Periodismo Investigativo | Mié, 10/03/2021 - 01:50

No hubo capturas. La identidad de sus secuestradores y la razón de su rapto es aún un misterio. Autoridades hablan de un rescate, ella afirma que le dieron la orden de alistarse y luego la dejaron en una calle para que tomara un taxi. De esta manera, finalizó el drama tras cinco días de cautiverio de Natalia Salazar Toro, la joven estudiante de noveno semestre de economía de la Universidad Icesi, que desapareció el pasado 17 de agosto sin dejar rastro y que movilizó a toda una ciudad para encontrarla. 

El anuncio de su aparición fue repentino. Unidades del Gaula del Ejército y miembros del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía informaron hacia las 10:30 p.m de este sábado, la liberación de la universitaria de 23 años. Minutos después  lo hizo Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, mediante dos mensajes en su cuenta personal de la red social Twitter. 

Hacia las 11:00 p.m el mandatario local trinó: "Nos llegan grandes y maravillosas noticias. Que viva la libertad". Cuatro minutos más tarde Ospina emitió otro mensaje señalando: "Gracias CTI. Gaula Ejército. Gracias de corazón a nombre de nuestra ciudad", un mensaje que acompañó con una fotografía en donde aparece la joven Salazar en compañía de dos efectivos del CTI y un miembro del Gaula del Ejército.

Minutos después Natalia Salazar se reunió con su familia en la sede de la Tercera Brigada y allí la joven aseguró que quienes la secuestraron cubrieron sus rostros durante el tiempo de su cautiverio. "Era gente encapuchada, nunca se dejaron ver. No se porqué me cogieron o como llegaron a mi. Ese día fue horrendo, me llevaron a un lugar que tampoco se, porque no veía nada. Hubo cosas feas al principio, pero ya después era tres comidas al día", aseguró la joven, luego de su liberación. 

La estudiante también indicó que los captores la taparon, le dijeron que tenía que alistarse porque la iban a trasladar a otro lugar, "ya después me dejaron en la calle y cogí un taxi", precisó.

Natalia Salazar Gaula

Luego se trasladó a su residencia en donde sus vecinos la recibieron con aplausos y música, en especial, la canción La Gloria de Dios, del cantante Ricardo Montaner. 

Al respecto, Carlos Alberto Rojas, secretario de seguridad de Cali señaló, "gracias al trabajo articulado que realizamos junto al CTI, Fiscalía, Gaula Militar y Policial de Cali, logramos rescatar a Natalia Salazar. Hoy regresa a su hogar sana y salva". 

A su vez, investigadores del caso aseguraron que las interceptaciones telefónicas realizadas por el Gaula Militar y por el CTI de la Fiscalía, permitieron ubicar el sector en donde la tenían retenida. 

Según reportes oficiales, en la mañana del lunes 17 de agosto la joven fue vista  en el sector de Bochalema, ubicado en el sur de la capital vallecaucana.

Con un antecedente, y es que ese día vestía un jean y una camiseta color crema y se transportaba en un vehículo Kia Picanto blanco de placas UGQ224.

Natalia Salazar y familia

 

Se conoció que  a noche anterior estuvo en la casa de una amiga celebrando un cumpleaños al que había sido invitada con anterioridad. Sin embargo, al día siguiente, el lunes, la joven se comunicó con sus familiares para informarles que estaba a punto de salir camino a casa, ubicada en el sector de La Flora al norte de Cali.

Pero ella nunca llegó. Con el paso inclemente de las horas comenzó el drama para su familia quienes iniciaron su búsqueda sin pistas, ni testigos y tampoco motivos.

Se comunicaron con sus amigas quienes reiteraron lo que ya sabían, que hasta primera hora de aquel lunes 17 de agosto había estado con ellas festejando un cumpleaños e indicaron que  luego de la reunión había salido para su casa.

Horas después, un hallazgo resultó aterrador para sus familiares y amigos. El vehículo en donde se transportaba estaba en el costado de una vía pero sin rastro de la joven. 

Angustiados acudieron a una herramienta poderosa, las redes sociales. De esta manera, difundieron su desaparición. Abrieron una cuenta en Instagram exclusiva para su búsqueda  @buscamos.a.todos. Con una fotografía de la joven, su nombre y un número telefónico pidieron ayuda para lograr su regreso.

En pocas horas los seguidores se multiplicaron superando los 8.000. También a través de esta se invitó a una cadena de oración, una de estas programada para el 20 de agosto a través de la plataforma Zoom. 

"¿La desaparición de Natalia Salazar no les intranquiliza, no les saca de la burbuja, no les llena de temor no poder moverse solas en la ciudad, no se les hace un nudo en la garganta?, si por alguna extraña razón te cuesta sentir empatía por una persona que no conoces colóquele un rostro conocido, alguien que ames con todo tu corazón, que te escribe y te dice ya voy a salir para allá y nunca llega", con mensajes como este, se evidenció el drama de su familia y se buscó derribar el muro más difícil del plagio, la indiferencia.  

Natalia Salazar CTI y Gaula

Su desaparición, en pocos minutos se hizo viral. De inmediato, las autoridades acudieron  a la casa de la familia Salazar para buscar información e iniciar los actos urgentes de la investigación.

Así las cosas, las pesquisas empezaron a avanzar con varios detalles que llamaron la atención de los investigadores. Por ejemplo, el reloj que portaba la joven fue encontrado en un parque del sector de Valle de Lili. A este hecho se sumó el trabajo de campo en el barrio Villa del Lago, al oriente de Cali en donde fue localizado el vehículo que conducía. 

Con el paso de los días, se conocieron otras versiones de algunos testigos que señalaron haber visto a la universitaria acompañada por tres personas en el recorrido que hizo desde la salida de la reunión del cumpleaños hasta el trayecto a su casa.

No obstante, y pese a la abundante campaña en redes sociales y medios de comunicación, los familiares de la joven tuvieron que sortear con otra dificultad. Audios, mensajes y cadenas por WhatsApp falsos que aseguraban que la estudiante había aparecido y que hoy son motivo de investigación. 

Ante la ausencia de resultados, a mediados de la semana Clara Luz Roldán, gobernadora del departamento del Valle hizo público el ofrecimiento de una recompensa de $100 millones por la información que condujera a encontrar el paradero de Natalia Salazar. "Como mujer y madre, pido que elevemos una oración por Natalia Salazar para que vuelva bien a casa. Estamos trabajando para encontrarla", indicó la gobernadora.

De inmediato también se hicieron públicas varias lineas de teléfonos móviles para recopilar información. De hecho, Guillermo Londoño, subsecretario de Seguridad de Cali informó que se utilizó infraestructura de la ciudad, se conformó un equipo especial y comenzaron los operativos para saber el destino de la joven estudiante.

El viernes, según informaron las autoridades empezaron a recibir otros datos de dos testigos quienes al parecer fueron claves en el trabajo de las autoridades. En las horas de la noche de este sábado esos datos condujeron a la liberación de Natalia Salazar quien fue trasladada a las instalaciones del Gaula Militar donde se anunció su liberación y fue entregada a sus familiares.

Por lo pronto, las autoridades siguen investigando el plagio a fin de establecer quienes fueron realmente sus captores y los móviles del secuestro de la joven universitaria.

Escribanos