Publicidad


Publicidad

Reinicia el comercio de vida silvestre en Perú

El mercado de Belén en Iquitos reabrió la venta de animales silvestres. Allí, una de cada 10 especies que se comercializa está en peligro de extinción. La pandemia del Covid-19 generó una pausa en la actividad, pero ilegalmente se continuó la venta para carne, medicinas, adornos y mascotas.

Reinicia el comercio de vida silvestre en Perú
Por LeidyHernandez | Mié, 26/01/2022 - 12:15 Créditos: World Animal Protection

La pandemia del Covid-19 permitió que el comercio de vida silvestre en Perú se frenara. La actividad fue prohibida tras un consejo de la Organización de Naciones Unidas, pero los mercados se reabrieron generalizadamente y ahora más de 200 especies amazónicas están, de nuevo, bajo amenaza.

La investigación realizada por World Animal Protection dio a conocer que regresó el comercio de vida silvestre tras levantarse el confinamiento y las medidas para enfrentar el coronavirus en Perú. Sin embargo, el mercado de Belén, ubicado en Iquitos y el centro de comercio de vida silvestre más grande de Perú, fue reabierto.

Esto representa que la vida silvestre se vende de nuevo de forma generalizada e ilegal en los mercados luego de los cierres durante los años 2020 y 2021 por la pandemia. Así las cosas, el informe 'Un Negocio Riesgoso: Como los mercados de vida silvestre del Perú ponen en riesgo a las personas y los animales', da a conocer que:

  • Desde la reapertura de Belén, más de 200 especies de animales silvestres amazónicos han sido y continúan siendo vendidas ilegalmente, principalmente para carne, medicinas, adornos y mascotas.
  • Los animales a la venta incluyen jaguares, manatíes, perezosos, monos, tortugas, carpinchos, tapires, delfines de río y guacamayos.
  • Alrededor de una de cada diez de las especies que se registraron en el mercado de Belén están en peligro de extinción.
aniaml
Comercio de animales en el mercado Belén en Iquitos, Perú / Prensa Animal

 

Estas acciones ilegales en el mercado representa para los animales una crueldad desgarradora. Según Gilbert Sape, Director de Campañas de Vida Silvestre de World Animal Protection, "Desde ser arrebatados de la naturaleza hasta su brutal matanza o el encarcelamiento de por vida en una jaula, no hay finales felices para estos animales".

Pero, además, más allá de torturar, terminar con la vida de los animales y comercializarlos, estos mercados también vinculan un riesgo para la salud humana. Sape argumenta:

Los animales vivos hacinados en jaulas sucias donde sus sistemas inmunológicos están comprometidos y los cadáveres de animales sin tratar representan un grave riesgo para la salud. Belén y otros mercados como este actúan como una placa de Petri para que las enfermedades se desarrollen y se propaguen por todo el mundo

Más allá de las medidas, los investigadores de sociedad protectora de animales reveló que los vendedores manipulaban carne de animales silvestres y animales silvestres vivos sin guantes. En estos lugares, no había separación entre los puestos que vendían productos de animales y plantas y se confirmó un saneamiento deficiente.

Así mismo, cuando los desechos del mercado fluían hacia el río cercano, las personas ignoran la transmisión de enfermedades. Cabe resaltar que más allá del comercio local o nacional, los mercados de venta ilegal de animales silvestres se da por el impulso y demanda de consumidores en la industria global legal e ilegal como Wuhan en China, confirma World Animal Protection. 

mercado
Mercado de comercio ilegal de animales silvestres en Perú / Flickr

 

Al respecto de la legislación y aplicación de medidas que regulen la comercialización se confirmó que faltan recursos para la aplicación de la ley. En el lugar hay presencia policial, pero uno de nueve policías ecológicos ambientales operaba en el mercado y se ocupaba del comercio de vida silvestre.

Además, el monitoreo de la práctica ilegal es un reto para las autoridades, pues los vendedores de vida silvestre se mueven y venden constantemente y no suelen tener puestos fijos y operan en base a la oportunidad.

Mientras tanto, en el principal centro de comercio de vida silvestre en la región nororiental de Perú, se trafica la vida silvestre hacia Brasil y Colombia, mientras que la falta de recursos y de coordinación entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley en estos países significa que el tráfico ilegal de vida silvestre a través de las fronteras está ocurriendo prácticamente sin control.

Lea también