Publicidad


Publicidad

Ocupan bienes usados para trata de personas y explotación sexual

Ocho bienes que habrían sido destinados por las redes delincuenciales ‘Las Arandias’ y ‘Los Coteros’ en las localidades de Santafé y Kennedy, en Bogotá.

los corteros
Por Laura Niño | Mar, 16/08/2022 - 11:02 Créditos: Fiscalía

Ocho bienes bienes ocupados por la Fiscalía de  ‘Las Arandias’ y ‘Los Coteros’ presuntos encargados de trata de personas y la explotación sexual comercial de mujeres y menores de edad en Bogotá.

Las propiedades afectadas, cuyo avalúo supera los 3.500 millones de pesos, están ubicadas en las localidades de Santafé y Kennedy, en Bogotá.

“La Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo, secuestro y toma de posesión sobre ocho bienes que habrían sido destinados por las redes delincuenciales ‘Las Arandias’ y ‘Los Coteros’ para la trata de personas y la explotación sexual con fines comerciales” aseguró la Fiscalia en su comunicado. 

Entre los bienes incautados se encontró una sociedad, dos establecimientos de comercio y cinco inmuebles ubicados en el centro y el suroccidente de Bogotá.

Según el  trabajo investigativo del CTI y de la SIJIN de la Policía Metropolitana de Bogotá permitió establecer que ‘Los Coteros’, utilizaban el local en Kennedy para someter a las víctimas, que eran comúnmente mujeres quienes eran sometidas a tratos crueles e indignos.

Las víctimas, presuntamente, eran obligadas a sostener relaciones íntimas durante largas jornadas, y amenazadas con quedarse sin alimentación o recibir multas si no accedían a los propósitos sexuales de otras personas.

Por su parte, ‘Las Arandias’,  tendrían a su servicio cuatro inmuebles, una sociedad y un establecimiento de comercio en la localidad de Santa Fe, los cuales eran usados para explotar sexualmente con fines comerciales a varias menores de edad extranjeras, cuyas edades oscilaban entre los 14 y los 18 años.

 Esta organización, supuestamente, falsificaba documentos de identidad de las adolescentes para hacerlas pasar como mayores de edad.

Los bienes ocupados, avaluados preliminarmente en más de 3.500 millones de pesos, quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para su administración.

Lea también: