Publicidad


Publicidad

La nueva víctima de un ataque sicarial en playa colombiana

De 27 años, frente a su familia, hombre fue últimado en San Andrés, sector de Roky Cay. El año pasado había sido víctima de pistoleros en Cali pero salió ileso.

La nueva víctima de un ataque sicarial en playa colombiana 
Por Agencia Periodismo Investigativo | Sáb, 30/07/2022 - 18:36 Créditos: TTravel

Setenta nueve días después de ser asesinado en las playas de Barú, a 40 minutos de Cartagena, el fiscal antimafia del Paraguay, Marcelo Pecci, un nuevo crimen vuelve a ejecutarse en una playa colombiana.

Esta vez a 710 kilómetros de Barú, en el sector de Roky Cay, en la paradisíaca isla de San Andrés.

A la 4:40 pm de este viernes 29 de julio, unos sujetos desenfundaron un arma de fuga y descargaron el proveedor en contra de un turista.

Se trata de Maicol Riascos Ruiz de 27 años de edad, quien dos días atrás había llegado a la isla junto con su esposa e hijos a pasar unos días de vacaciones.

Pero se encontró de frente con la muerte, aquella que había logrado esquivar en 2021 cuando había sido victima de otro atentado sicarial en Cali pero había logrado salir ileso.

Video tras el segundo caso de sicariato ocurido en San Andrés / thearchipielago

 

Riascos fue traslado al Hospital Regional de San Andrés, pero a pesar de las maniobras de reanimación, el personal médico no pudo salvar su vida.

El proyectil había impactado la región frontal parietal derecha por lo que llegó al centro asistencial sin signos vitales.

Tanto en San Andrés como en Jamundi, Valle donde residía se realizan labores de investigación para establecer los autores de este hecho, que una vez más y en menos de tres meses evidencian la nueva modalidad sicarial de buscar sus víctimas en la playa. 

Las autoridades iniciaron la investigación sobre la hipótesis de un ajuste de cuentas derivado, al parecer, de asuntos de narcotráfico y bandas organizadas.

Con una población cercana a los 60.000 habitantes, tras el huracán Iota que dejó graves destrozos en la isla el año pasado, al igual que la pandemia, la violencia se reactiva en la isla.

El año pasado se registraron 30 homicidios en San Andrés. Este año, en el territorio insular de 27 kilometros cuadrados se recrudece el crimen con varios homicidios, esta vez le tocó el turno a un hombre de 27 años frente a su familia.