Publicidad


Publicidad

Shakira, a juicio por seis delitos fiscales en España

La Fiscalía pide ocho años y dos meses de cárcel.

Shakira, a juicio por seis delitos fiscales
Por Laura Niño | Mar, 27/09/2022 - 06:32 Créditos: Twitter Shakira

Una juez acordó este martes la apertura del juicio oral hacía Shakira, en el que solicita una pena de ocho años y dos meses de cárcel para la cantante colombiana por seis delitos contra la Hacienda pública.

La barranquillera es acusada defraudar 14,5 millones de euros entre los años 2012 y 2014, simulando que no residía en España.

Shakira rechazó la última oferta, que evitaría el ingreso en prisión, el ministerio público concluye que la artista defraudó 14,5 millones de euros esos años al evitar el pago del IRPF y del impuesto sobre el patrimonio. Además de la pena de cárcel, que en caso de condena firme podría suponer su ingreso en prisión, solicita el pago de una multa de 23,7 millones de euros.

La acusación atribuye a Shakira seis delitos contra la Hacienda pública con dos agravantes: por la elevada cuantía de la defraudación y por la “utilización de personas jurídicas interpuestas”, o sea, de sociedades en paraísos fiscales que le permitieron ocultar sus ingresos.

La Fiscalía, sin embargo, aprecia también una circunstancia atenuante que ha permitido rebajar las penas de prisión: la reparación del daño, ya que la artista puso a disposición del juzgado 17,2 millones para hacer frente a eventuales responsabilidades.

La fiscal ha solicitado que, en el juicio, se interrogue a Shakira y a un total de 37 testigos, algunos de ellos por videoconferencia.

Para entender mejor la acusación, la legislación fiscal española solicita a las personas que permanezcan en el país medio año, más un día en territorito español como residente debe tributar en el país. La Barranquillera señalaba que durante el 2011 y 2014 residió en las Bahamas y no en España.

Es decir que la cantante residía en el país más de los 183 días al año que estipula la ley y deberá ir a juicio por supuesto fraude fiscal. 

La acusación mantiene que, al haber residido en España más de 183 días al año, Shakira "era residente fiscal en España y tenía la obligación de tributar por la totalidad de su renta mundial", tanto respecto al IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) como al impuesto del patrimonio.

Para evitar hacerlo, según la Fiscalía, Shakira "utilizó un entramado societario", con sede en las Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Malta, Panamá y Luxemburgo, con el fin de ocultar su renta y su patrimonio.

La Fiscalía sostiene que el "plan" de la cantante consistía en que sus empresas figurasen formalmente como titulares de las rentas, mientras que ella solo constaba "en último lugar y algunas sociedades radicadas en paraísos fiscales" a las que fueron a parar la mayor parte de sus ingresos.

Información tomada del país.

Lea también: