Publicidad


Publicidad

"El virus nos va a infectar a todos", dictamen de infectólogo

Especialista Carlos Pérez asegura que Ómicron no es variante débil que afecte menos a los pulmones y que no significa que no pueda generar una enfermedad grave. “Conozco gran cantidad de casos de personas saludables y ejercitadas doblegadas por el virus”. Recomendaciones para manejar la variante.

“El virús nos va a infectar a todos¨, dictamen de infectólogo
Por Agencia Periodismo Investigativo | Dom, 16/01/2022 - 09:57 Créditos: Francine Orr/Los Angeles Times

Por: Carlos Pérez * | Médico Infectólogo

El comportamiento de esta pandemia es simplemente impredecible. Si hay un constante fracaso es el de predecir el futuro. Son las variables humanas por encima de las vírales las que determinan la circulación de Ómicron y las futuras nuevas variantes.

Si una parte del planeta está vacunada será menos vulnerable a la severidad de la enfermedad, pero si existen regiones del mundo sin vacunación surgirán nuevas variantes. Ahora bien, existe un conocimiento que hemos acumulado en este tiempo y de ahí es donde se desprende los actuales tratamientos, el uso de antivirales, anticuerpos, esteroides y otras alternativas terapéuticas. 

¿Es conveniente aislarse solo 7 días?, me preguntan muchos paciectes. La respuesta es si.  La evidencia ha demostrado que este virus infecta uno o dos días antes de los síntomas y se transmite 3 o 4 días después del inicio de los síntomas. Como se transfiere antes de que el individuo presente síntomas es en ese momento que se llega a contagiar a más personas.

La población ya con síntomas, obviamente transmite, pero por pocos días más. En caso de que la persona tenga síntomas persistentes debe ser evaluada por el médico y eventualmente podría ser contagiosa en personas inmunosuprimidas o severamente enfermas. Reducir el tiempo de aislamiento no es un capricho está basado en hechos científicos comprobados. 

Es frecuente también la duda sobre si siempre se debe hacer la prueba PCR o antigeno. Al respecto, es de precisar que esta variante del coronavirus es tal vez de los virus más contagiosos hasta ahora conocidos. Todos nos vamos a infectar. Si hay síntomas y es conocido el contagio en este periodo, es por esta variante.

 

Carlos Pérez
Médico infectólogo, Carlos Pérez / Suministrada

 

Una medida de salud pública es válida para evitar congestiones innecesarias en los servicios de salud, hay obvias excepciones y será el criterio de un médico y no el antojo personal, la que indique si se requiere la prueba u otras pruebas para otros virus respiratorios.

Algunos creen que es para mejorar las estadísticas; eso no es cierto. Como tampoco algunos datos que se publican por parte del gobierno que ocupa el sexto lugar en manejo de la pandemia.

Esta pandemia  no es una olimpiada y faltan muchos años para saber lo que hicimos bien o mal, pero me parece inadecuado compararse, todos hemos perdido y hay demasiado dolor en las familias que perdieron a sus seres queridos como para sentirse campeón en medio de una desgracia.

¿Por qué tanto escándalo si es una variante poco agresiva?, se preguntan muchos ciudadanos. El virus nos va infectar a todos; ¿Cómo nos afectará? Esto será determinado por nuestra condición de salud y el esquema de vacunación completo y con refuerzo.

No es una variante débil que afecte menos a los pulmones, no significa que no pueda generar una enfermedad grave. Conozco gran cantidad de casos de personas saludables y ejercitadas doblegadas por el virus. Acá es simple: vacúnese completamente. 

paciente
Paciente siendo atendida en un centro de salud en medio de la emergencia por el Covid-19 / Hospital Universitario de Santander

 

Este virus afecta el corazón, el cerebro, las articulaciones, los músculos y otros órganos. Hay personas con daños severos de su estado de salud y algunos irreversibles. Eso si da miedo y no ese terror que le ponen algunos a las vacunas. 

Las vacunas no son y no serán inocuas, como no lo es ningún medicamento. No son inocuas las vitaminas ni los remedios naturales ni los suplementos nutricionales. Acá se trata de que los medicamentos sean seguros y que el beneficio sea indiscutible con el riesgo. En esta y otras vacunas el beneficio es inmensamente superior al riesgo. 

¿Es necesario nuevas cuarentenas?, es probable que no se requiera, esta es una medida que sirve en la fase de preparación. En esta fase de mitigación no somos una sociedad que tenga la disciplina para hacerla.

La inconformidad violenta y la indisciplina social mata más que cualquier virus. Poniéndose bravos creen que se amedrenta el virus. Lo que hemos aprendido es que el egoísmo ha marcado esta pandemia; solo tal insensatez explica cómo las discotecas abren y las escuelas cierran. 

Somos una economía débil, informal y la corrupción es la noticia diaria. La gente para vivir debe salir al rebusque. Acá se confina y se mueren de hambre no de Covid-19. 

vacunas
Según el ministerio de Salud, el país avanza en la vacunación contra el Covid-19 registrando 76,8 % de la población con al menos una dosis, 58,5 % con esquemas completos y 13,9 % con refuerzos / MinSalud

 

Tenemos conocimiento y hemos avanzado, pero hay atrasos significativos en el país: no hay pruebas caseras, vacunas pediátricas RNA, anticuerpos monoclonales, aprobación de uso de medicamentos anti Il 6 (no glose las aseguradoras) y los antivirales directos. Falta mucho por construir. 

Las medidas actuales son basadas en la evidencia disponible. La implementación depende de la sociedad y serán tiempos con alta demanda de servicios médicos y ausencias laborales. 

Esperemos que en año electoral los candidatos caudillistas que todo lo saben de la pandemia en la campaña y todo lo solucionan con sus discursos, no dividan más una sociedad que ha sufrido bastante. Buscar votos con la desgracia humana es una mezquindad tan atroz como la pandemia. 

Esta enfermedad nos acompañará por largo tiempo, será un virus respiratorio endémico, habrá rebrotes y otras variantes con la necesidad de mejores vacunas. 

La higiene y el respeto por el medio ambiente sean una enseñanza de esta crisis. Que la solidaridad y la academia nos guíe en las crisis. Ojalá este virus no nos siga dando lecciones de humanidad a una desalmada sociedad.

*Carlos Pérez, médico y especialista en infectología de la Universidad Nacional. Ha trabajado en el Hospital Militar Central, Hospital Universitario de La Samaritana y Clínica de Marly. Docente de medicina en la Universidad Militar Nueva Granada, Universidad de La Sabana y Universidad El Bosque. Asesor científico del hospital San Pedro en Pasto y presidente del Grupo Médico Soul, Soulmedical, Servicios y Asesorías en Infectología, SAI y Sara, programa de pacientes. Autor de los libros: 20 meses dentro del Covid-19 y crónicas de mi insomnio 1 y 2. 

También le puede interesar:

 

 

 

 

 

Escribanos