Publicidad


Publicidad

Tras los bienes de la extinta guerrilla de las FARC

Por Manuel García Riaño | Mié, 06/02/2019 - 15:54

Baraya

La Fiscalía General de la Nación junto con el Ejército Nacional ocuparon cerca de 300 hectáreas de tierra en Baraya (Huila) que sirvieron de corredor para la extinta guerrilla de las Farc y que estaban ocupados por presuntos testaferros.

Estos presuntos testaferros eran un grupo familiar que habría servido de fachada para ocultar bienes y recursos ilícitos del entonces bloque oriental de las FARC en el Huila.

"De acuerdo con los testimonios y el material probatorio recopilado, Anaquilia León Toro, conocida como ‘La Leona’, y sus hijos Alexander y Maribel Roa León, al parecer, asumieron el control de varios bienes que fueron adquiridos con dineros producto de extorsiones y secuestros en la región", dijo la Fiscalía.

El valor de estas 300 hectáreas supera los $1.000 millones y el ente investigador impuso medidas cautelares con fines de extinción de dominio y fue ocupado en una operación conjunta de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio y unidades del Ejército Nacional.