Publicidad


Publicidad

Albert Corredor: el concejal que pide la renuncia de Uribe al Centro Democrático

"Me mamé del uribismo", sentenció el político. Personajes del uribismo responden y lo tildan de traidor. “Aquí te quedas, ojalá sin voz, sin voto”, expresó Paloma Valencia.

Albert Corredor: el concejal que pide la renuncia de Uribe al Centro Democrático
Por LeidyHernandez | Mié, 11/05/2022 - 10:03 Créditos: @PalomaValenciaL

La política se sigue moviendo en medio de la actual campaña por la presidencia de Colombia. Los partidos políticos, aunque algunos fracturados, han tomado partido y han mostrado sus apoyos a diferentes candidatos presidenciales.

Sin embargo, dentro del Centro Democrático se vive una fractura. El concejal de ese partido en Medellín, Albert Corredor, solicitó al expresidente Álvaro Uribe renunciar al partido político, así como a todas las directivas, alega que dentro del partido no se respetan los derechos y libertades y agregó que el partido está "secuestrado".

Por medio de una carta, con fecha del 6 de mayo, el concejal solicitó la renuncia inmediata e irrevocable por el "atropello y la violación a los derechos políticos de los ciudadanos de Medellín".

El concejal pidió la renuncia de Nubia Stella Martínez, directora nacional del Centro Democrático; de la Veedora Nacional Mery Becerra Gómez; de Horacio Arroyave y Rafael Molina, Directores Departamentales del partido en Antioquia y de Gabriel Enrique Dib Díazgranados, coordinador de la dirección municipal del Centro Democrático en Medellín.

Entre los argumentos de Corredor se encuentra que el Consejo Nacional Electoral (CNE) ordenó a la mesa directiva de Medellín restituir su derecho al voto dentro de la corporación, luego de ser elegido por más de 50 mil ciudadanos. También se pidió la restitución de los derechos de otros tres concejales de la ciudad.

 

Su derecho, según él “fue arrebatado de manera injusta, arbitraria, desproporcionada y revanchista por parte de las actuales directivas del partido”. Sin embargo, el concejal denunció que “las directivas se volvieron expertas en violar los derechos de los ciudadanos”.

Entonces no se le fue permitido el derecho a la defensa ni a ser escuchado, así como el ejercicio de la oposición política en general y con el paso de los días también se fue contra el ex presidente Álvaro Uribe, cabeza de la colectividad política.

Más adelante, por medio de un video, el concejal denunció que en el partido “no hay espacio para las diferencias, no hay espacio para el discernimiento ni para construir desde el debate técnico y con argumentos”.

“En este partido solamente prima la decisión de una sola persona y … no me puede permitir quedarme callado, si están acostumbrados a lidiar con borregos pues con Albert Corredor no van a lidiar. No me voy a quedar callado y mucho menos voy a permitir que hoy el ala más rancia de la política antioqueña tome decisiones por encima de las voluntades de Medellín”.

El concejal expresó que el partido político tiene de todo menos de centro, según él es un partido que no es democrático y luego de su solicitud también se fue contra Uribe. Más adelante, en otro video, el concejal se vio con una cinta en su boca y la frase “No + Uribe”.

carta
Carta donde el concejal solicita la renuncia de los directivos del Centro Democrático / Albert Corredor

 

En el multimedia expresó que no lo van a callar y que el expresidente Uribe también es responsable de recientes hechos “donde trataron de cercenar la voz de toda una ciudad quitándole el derecho al voto a cuatro concejales”.

Tras la polémica denuncia y solicitud de renuncia, tanto Corredor como Paulina Aguinaga, Nataly Vélez y Lina García, quienes habían sido sancionados por parte de la Veeduría del Centro Democrático, son ahora señalados de traicionar a la colectividad.

Sobre el hecho, la reelegida senadora Paloma Valencia respondió al concejal y dijo “Este concejal del @CeDemocratico en Medellin buscando que lo expulsen para no quedar inhabilitado y poderse ir a hacer política en otro partido”. “Aquí te quedas, ojalá sin voz, sin voto y sin aval”, finalizó la senadora.

Incluso desde el Centro Democrático respondieron al concejal y por medio de un comunicado se anunció que no avalará en el futuro al concejal Corredor y los demás involucrados. “El Centro Democrático continúa el proceso disciplinario sobre los mencionados concejales dentro de las instancias estatutarias correspondientes, conforme a los lineamientos fijados por el CNE”.

Mientras tanto, la congresista Margarita Restrepo respondió al concejal “Los traidores no tienen espacio en el Centro Democrático”. Pero el tema político va más allá de la solicitud de renuncia de Corredor.

 

Pues el senador es amigo cercano del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien está recientemente sancionado por la Procuraduría por presunta participación política y tras la publicación de un video que sería un guiño político para el candidato presidencial Gustavo Petro.

Y aunque el concejal ha negado ser de izquierda y reafirmó su cercanía al Centro Democrático desde años atrás, la esposa de Corredor, Daniela Jaramillo, recibió en su casa a Verónica Alcócer, esposa de Gustavo Petro y a Diana Osorio, esposa del alcalde de Medellín. También estuvo en su casa equipo de campaña del Pacto Histórico en Antioquia.

También le puede interesar: