Publicidad


Publicidad

Así opera el ‘Tren de Aragua’, banda criminal de Venezuela

La megabanda ya cuenta con presencia en varios países de América Latina.

Tren de Aragua
Por Juan Sebastián García | Lun, 01/08/2022 - 10:06 Créditos: BBC

El Tren de Aragua es una banda criminal que nació de su mismo nombre en el norte de Venezuela, hace más de una década. Esta red criminal es liderada por Héctor Rusthenford Guerrero Flores, alias "Niño Guerrero", quien actualmente se encuentra preso en la cárcel de Tocorón, por varios delitos.

De hecho, medios internacionales aseguran que el recinto penitenciario de Tocorón es una sede de la banda criminal del Tren de Aragua.

Según el profesor de Criminología de la Universidad Central de Venezuela, Luis Izquiel, esta banda nació hace más de 14 años en un sindicado que tenía control de un tramo de tren que atravesaría el estado Aragua.

"Los miembros del sindicato extorsionaban a los contratistas, vendían puestos de trabajo en las obras y se les empezó a conocer como 'los del tren de Aragua”, indicó el profesor en entrevista con BBC Mundo.

“Algunos de estos individuos terminaron presos en una prisión local conocida como la cárcel de Tocorón y desde allí comenzaron a tomar fuerza como organización criminal", añadió el académico.

De hecho, esta organización controla varias regiones de Venezuela en temas de narcotráfico, y participan en la minería ilegal. No obstante, su actuar criminal también se ve reflejado en varias zonas de Latinoamérica.

El pasado 16 de junio en el Cerro Chuño, un sector pobre de Arica, en el extremo norte de Chile, hubo un desalojo por parte de las autoridades a 23 casas de esta red criminal.

En las propiedades la Policía de Chile encontró armas, drogas y el cadáver enterrado de un hombre que ya completaba más de un mes muerto.

Ante esto, los oficiales detuvieron a 17 personas que fueron imputadas por los delitos de tráfico y asociación ilícita para el tráfico de drogas, secuestro, tenencia de armas de fuego, entre otros cargos.

Así mismo, esta clase de operaciones contra esta red ilegal se han convertido comunes en varios países de América Latina.

“Quiero que sepan que los vamos a perseguir”, indicó días después el presidente de Chile, Gabriel Boric, refiriéndose al caso.

Le puede interesar: