Los retos de Arturo Char como próximo presidente del Senado

Por camilamoreno | Lun, 20/07/2020 - 15:01

Este 20 de julio el senador barranquillero Arturo Char, de Cambio Radical, asumirá la presidencia del Senado, sin embargo, una dura oposición política, su proceso judicial y el complicado manejo de la agenda legislativa de Duque en tiempos de pandemia serán sus principales retos.

Char

La Corte Suprema de Justicia abrió una indagación preliminar en contra de Char por presuntos vínculos con excongresista Aida Merlano, detenida en Venezuela. Ella lo señala de haber participado en la compra de votos en las últimas elecciones al Congreso, en 2018, y de haberla ayudado en su fuga.

Ya estaba programada la audiencia para rendir versión libre sobre estas acusaciones, pero a petición de Char, fue aplazada para el 27 de julio, una semana después de posesionarse en el Congreso. 

La oposición, liderada por Alianza Verde, ha sacado provecho de esta situación: se opuso a su llegada a la presidencia del Senado y lanzó el nombre del senador Iván Marulanda para que ocupe ese cargo.

El 20 de julio, Marulanda recogerá algunos votos en la plenaria, sin obtener las mayorías, para enviar un mensaje simbólico de rechazo al candidato postulado por Cambio Radical.

Por otro lado, ya han empezado a sacar a la luz pública su trayectoria como congresista y según la veeduría el senador no asistió durante 149 días a las sesiones del Congreso entre 2014 y 2018.

Pero ahora Char deberá liderar todos debates y estar presente todo el tiempo dada la congestionada agenda legislativa que se viene. También deberá resolver si harán las sesiones virtuales, presenciales o mixtas, tema que sin duda generará polémica.

Finalmente, el nuevo presidente del Senado deberá administrar la agenda legislativa del tercer año del presidente Iván Duque. Un año que será decisivo para sacar adelante grandes reformas, como la laboral y la tributaria, antes de que llegue el fin de su mandato.

El senador Char ha dicho que priorizará la discusión sobre los decretos presidenciales expedidos durante la emergencia sanitaria y que promoverá la discusión del Plan Nacional de Desarrollo, teniendo en cuenta que debe haber ajustes por las consecuencias de la pandemia.