Publicidad


Publicidad

La programación y los pedidos anticipados de vacunas contra Covid-19 por países.

Por Jenniffer Castañeda | Dom, 06/12/2020 - 08:58

AstraZeneca, Pfizer y Moderna serían las tres vacunas más utilizadas a nivel mundial.

Que el mundo pueda volver a la situación anterior a la pandemia va a depender en gran medida de una vacuna.

Se estiman que estas tres vacunas tendrán una capacidad de producción total de 5.3 mil millones de dosis para 2021, y que podrían cubrir 2,6 mil millones o 3,1 mil millones de personas dependiendo de su dosis.

En cuanto a la vacunas creadas por Rusia, se creen que podrían cubrir a otras 500 millones de personas por año, fuera del país a partir de 2021, informó el Fondo de Inversión Directa de Rusia. 

En relación al número de vacunas a desarrollar, según Infobae en un artículo publicado en la revista científica Nature, Rasmus Bech Hansen, afirman que los fabricantes han reducido sus estimaciones de producción a corto plazo con el tiempo. Adicional,  Airfinity, una firma de análisis de mercado de ciencias de la vida en Londres, expone según sus investigacioes, como las vacunas ya tienen alto número de reservas sin salir al mercado. Así lo resumen en los siguientes gráficos.

Vacuna contra Covid 19 por países
Fuente: Infobae y Airfinity

 

De esta manera, los 27 estados miembros de la Unión Europea junto con otros cinco países ricos han reservado aproximadamente la mitad de las dosis por vacunas, lo que representa el 13% del total de la población mundial. 

Así se es necesario la inclusión de seis vacunas candidatas principales, para aumentar a 7.400 millones de dosis totales, según los cálculos de Airfinity. Para la firma, la distribución por países sería de la siguiente manera: 

Países por vacunas
Fuente: Infobae y Airfinity

Con los gráficos se demuestra una disminución de los suministros a corto plazo para los países de ingresos bajos y medianos. Esto daría como resultado, según estimaciones del Duke Global Health Innovation Center, en Carolina del Norte, que muchas personas en países de bajos ingresos tendrían que esperar hasta 2023 o 2024 para la vacunación, por lo que se plantean nuevas preguntas en el número de dosis que se darán prioridad por regiones.