Publicidad


Publicidad

Salvatore Mancuso pidió perdón por desaparición forzada de líder indígena Salvatore Mancuso pidió perdón por desaparición forzada de líder indígena y señaló que es un crimen de Estado

Por Tania M Quiroga Páez. | Vie, 23/10/2020 - 14:27

A su vez, reveló que el cadáver del indígena embera fue lanzado al río Sinú. "Yo me equivoqué pido perdón por ello, por mis acciones en el conflicto que nos ha afectado de tantas maneras", expresó el excomandante paramilitar. 

mancuso

 

Es la primera vez en la historia del conflicto armado interno en Colombia, que el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia Salvatore Mancuso, pide perdón a las víctimas, en esta ocasión lo hizo hacia quienes sufrieron la desaparición forzada del líder indígena Kimy Pernía Domincó, en 2001.  

En una conversación telefónica entre el exjefe paramilitar y la hija de la víctima, Martha Cecilia Domicó, indígena embera katio, se realizó el acto de perdón.  

En este diálogo, que se posibilitó en el diálogo de la Comisión de la Verdad con víctimas y responsables en el Encuentro por la Verdad sobre la verdad indígena a través de un video, Mancuso también aseguró que el asesinato es un crimen de Estado.

"Quisiera aprovechar la oportunidad para pedirles perdón de todo corazón por estos hechos, que los han llenado de luto, de dolor de sufrimiento con la muerte del líder indígena el señor Kimy Pernía Domicó; nosotros nunca debimos haber tomado acciones en la guerra", señaló Mancuso.

“Lo del líder indígena Kimy Pernía Domicó fue un crimen de Estado. Yo como miembro de facto del Estado recibí una orden del comandante Carlos Castaño de asesinar al líder Kimy Pernía Domicó. Las excusas que estaban dando, porque ustedes recordarán que el Estado los censaba y les impedía ingresar a la zona de manera libre porque decían que ustedes alimentaban a los grupos subversivos a la zona, y cuando iban a construir la hidroeléctrica (Urrá), empezaron las acciones sistemáticas del Estado colombiano guiadas a debilitarlos a ustedes y terminar cualquier intento de reivindicar o materializar sus derechos. Es por eso por lo que empieza esa pugna tan grande y empiezan a censarlos, no les permiten ingresar alimentos libremente, nosotros hacíamos retenes en el río, mirábamos las canoas que subían”, explicó el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia, Salvatore Mancuso.