Roberto Florez, el hombre que fue imputado por tener más de 300 animales salvajes en cautiverio

Por Tania M Quiroga Páez. | Sáb, 09/01/2021 - 14:32

Roberto Florez, de 67 años, registrado como productor agropecuario, fue allanado por la PFA en su campo. La Justicia federal lo investiga por infracciones a la ley de conservación de la fauna

.

 

A las afueras de Balcarce, Roberto Florez, de 67 años, registrado en la AFIP como perdona dedicada a la cría de ganado, tiene sus propios tigres enjauladosla Justicia federal lo mira de cerca.

El pasado 30 de diciembre , el personal de la Unidad Operativa Federal Mar del Plata, ex delegación regional de la Policía Federal Argentina, recibió una orden del Juzgado Federal N°1 de Mar del Plata en el cual el juez Santiago Inchausti solicitaba labores investigativas sobre un campo de la localidad bonaerense.

Las sospechas derivaron de una serie de denuncias anónimas realizadas ante el Ministerio de Ambiente de la Nación,  pues en ese terreno funcionaba una especie de criadero clandestino de fauna silvestre. La Unidad Operativa que coordina Juan Cabandié inició una investigación administrativa y giró las actuaciones a la Justicia Federal, que luego ordenó un allanamiento en el lugar.

El allanamiento finalmente se llevó a cabo este martes y confirmó la sospecha: en ese campo ubicado en la Ruta Nacional 226 se encontraron más de 300 ejemplares de animales silvestres vivos y en cautiverio, entre mamíferos y aves silvestres, además de varias armas de fuego y 27 trofeos de caza, junto a cueros, taxidermias y cornamentas de ciervo.

En dicha propiedad no habían vacas ni tampoco animales autóctonos de la región de Balcarce.  Las autoridades encontraron un tigre, 14 ciervos colorados, 12 antílopes, 6 ciervos axis, 57 ciervos dama -48 adultos y nueve crías-, un guanaco, 10 pumas -8 adultos y 2 crías-, 20 pavos reales, un gato montés, una llama, un búfalo, 150 muflones, 2 ñandúes, 9 jabalíes y varias especies de aves: una perdiz colorada, un loro hablador, un cardenal amarillo - ave en claro peligro de extinción y una de las especies más traficadas de la Argentina, valorado por su canto-, una reina mora, un naranjero, un jilguero español y uno amarillo, 3 corbatas comunes, un mirlo moñudo, 2 estorninos comunes y 2 cardenales copete rojo.

Con información de Infobae.