Publicidad


Publicidad

JEP ordena medidas cautelares en cementerio de Puerto Berrio, habrían más de 400 víctimas de crímenes de Estado

Por Tania M Quiroga Páez. | Mar, 20/10/2020 - 15:39

En este cementerio estarían los cuerpos de por lo menos 400 víctimas de crímenes de Estado por desapariciones forzadas.

JEP

 

Por petición de Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) y el Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenó que en el cementerio La Dolorosa de Puerto Berrío, no se podrán hacer inhumaciones ni exhumaciones en por lo menos 352 puntos donde estarían cerca de 400 cuerpos de víctimas de desaparición forzada.

La Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad, también ordenó proteger los cinco osarios comunes, “donde se encuentran revueltos cuerpos no identificados exhumados de manera irregular, hasta tanto la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), la Fiscalía General o la JEP ordenen la recuperación de los cuerpos”.

El tribunal identificó una celda de custodia donde se encuentran al menos 42 cuerpos exhumados ilegalmente por la parroquia Nuestra Señora de los Dolores.

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) pidió el cuidado, protección y preservación de 16 lugares en todo el país, donde podrían encontrarse cuerpos de víctimas de desaparición forzada, algunos de ellos son Antioquia, Caldas, Cesar, Santander y Sucre.

Movice señaló en su petición, “...Se conoce que cuando los cuerpos aparecían flotando en el río (Magdalena), los habitantes de la zona los sacaban y los enterraban posteriormente en el cementerio, sin identificar, como forma de significación de su memoria, en otros casos les daban nombres para adoptarlos. Sin embargo, esta práctica solidaria de dar humanidad a las víctimas se ha convertido en un obstáculo para su identificación. El Instituto Nacional de Medicina Legal ha informado que tiene cerca de 160 registros de personas no identificadas que podrían corresponder a víctimas de personas desaparecidas forzadamente o dadas por desaparecidas en el marco y con ocasión del conflicto”.

Los magistrados de la JEP señalaron  que "es necesario adoptar medidas cautelares urgentes para proteger los lugares donde se ha evidenciado que existe presuntamente cuerpos no identificados de víctimas del conflicto en riesgo (...) y que sin lugar a dudas constituyen además de un significado moral y espiritual para los familiares de las víctimas".