Publicidad


Publicidad

36 años después, familiares de auxiliar del Palacio de Justicia dan su adiós a su ser querido

La Fiscalía hizo la entrega digna del cuerpo número 44 de la tragedia de 1985

36 años después familiares de auxiliar del Palacio de Justicia entierran a su ser querido
Por Luisa Fernanda Peña | Dom, 27/02/2022 - 09:02 Créditos: Archivo

La toma del Palacio de Justicia el 7 de noviembre de 1985 a manos del M-19 dejó dejó 94 muertos, entre ellos 11 magistrados de la Corte Suprema de Justicia, decenas de heridos y 11 desaparecidos, en su mayoría empleados de la cafetería y visitantes. Al sol de hoy, 36 años después, la Fiscalia trabaja para entregar cuerpos y cortejar pruebas a los familiares de los seres queridos que fueron victimas de esta tragedia.

Esta vez, se trata de Maria Teresa Barrios Rodríguez, auxiliar del Consejo de Estado quien trabajaba en ese momento para la Dra. Dolly Pedraza quien fue alcanzada por la ráfaga de disparos de los guerrilleros cuando llegaron a su despacho en el segundo piso del Palacio.

Cuando la noticia de la toma del Palacio llegó a la familia de María Teresa, su hermano, Miguel Eduardo Barrios, salió al otro día  al lugar del los hechos para encontrar rastros de su hermana. Pero “Teresita”, como cariñosamente la llamaban sus familiares y allegados, una bogotana, abogada de la Universidad del Rosario, con varias especializaciones, quien era reconocida por un trabajo impecable en el Ministerio de Hacienda y como auxiliar de despacho en el Palacio, había perdido la vida esa noche en una de la tragedias más dolorosas que han enlutado al país. 

Toma del Palacio de Justicia Bogotá, 7 de noviembre de 1985 / Foto: AFP
Toma del Palacio de Justicia Bogotá, 7 de noviembre de 1985 / Foto: AFP

"Cuando llegué todo era caos. Un señor me ayudó a entrar a la oficina de Teresita después del incendio que consumió el edificio. En un rincón, el cadáver de un guerrillero. De mi hermana solo quedó el tronco y el cráneo, al lado de su escritorio", recuerda Miguel.

Los restos de María Teresa fueron enterrados en Jardines de Paz, en el norte de Bogotá, junto a su hermano Joaquín, sin embargo y por la condición del cadaver su familia no tenía la certeza que la persona inhumana correspondía a Teresita.

"En ese momento aceptamos la tragedia, pero siempre nos quedó la mortificación por la muerte de un ser querido", expreso con tristeza Miguel.

Por eso, la Fiscalía 93-Grube asumió el caso y realizó la exhumación de los restos correspondientes, procedimiento que dio positivo en el cotejo genético con el banco de datos del Palacio de Justicia.

Personas huyen de la toma del Palacio de Justicia 7 de noviembre de 1985 / Foto: archivo
Personas huyen de la toma del Palacio de Justicia 7 de noviembre de 1985 / Foto: archivo

El cuerpo enterrado hace 36 años en Jardines de Paz correspondía a María Teresa Barrios Rodríguez, quien para el momento de su muerte tenía 46 años.

"Como familia le damos gracias a la Fiscalía y al Instituto de Medicina Legal que supieron
comprobar que era el cuerpo de ella",
dijo Miguel antes de volver a enterrar el cuerpo de su hermana con la firme certeza de que era ella.

Con la entrega de María Teresa, es el cuerpo número 44 que la Fiscalía ha entregado dignamente a los familiares para despedir a su ser querido.

Lea también