Con la definición de multifamilia, un abogado logró que una mascota sea reconocida como parte de la familia

Por LeidyHernandez | Mar, 07/07/2020 - 06:15

Clifor es un perro que necesitaba un medicamento para la epilepsia idiopática que padece. Para su dueña, Lina Sofía Vargas, la mascota es parte de su familia por lo que se le concedió el derecho a la supervivencia y por medio de una tutela se logró conseguir el medicamento para el animal e integración como miembro de la familia.

“El medicamento es del monopolio del Estado, solo lo vende la Secretaría de Salud del Departamento, debido al COVID-19 no había forma de suminístrale el medicamento y como consecuencia de esto la vida estaba en peligro”, aseguró Enrique Arango, abogado que inició una acción de tutela proteger los derechos fundamentales de Clifor.

Perro

Por ser un riesgo para la vida del animal el no tener el medicamento, las acciones legales iniciaron en busqueda de obtener la medicina para su enfermedad. Con la tutela, se pudo reconocer a la mascota como miembro de la familia, enfocando la acción legal sobre el concepto de lo que se denomina multifamilia en Colombia.

Enrique Arango, es el abogado tolimense que logró que el animal fuera considerado parte de la familia y que sus dueños lograran tener el medicamento para la mascota. “El tema en Colombia es que la familia es un derecho constitucional que debe ser protegido por el Estado, buscamos demostrar que no solo hay una forma de familia, por el ordenamiento jurídico existen diversas formas de familia y todas deben ser protegidas, en este caso logramos demostrar que Clifor hace parte de esa familia”, explicó el jurista sobre el argumento principal de la tutela.

medicamento

Con la decisión, el abogado logró ordenar a la Secretaría de Salud Departamental y al Fondo Rotario del Tolima gestionar la compra del producto 'Fernobarbital' para tratar la 'Epilepsia Idiopática’ del canino.

De esta forma, el mismo abogado considera la decisión como “un gran avance en el derecho, se había dicho que los seres sintientes no humanos no eran sujetos de derechos, con esta acción de tutela en la sentencia se protege al derecho a la vida de Clifor, ósea si se le protege el derecho fundamental al animal”.