Gobierno holandés dimite por escándalo relacionado con ayudas a niños

Por Tania M Quiroga Páez. | Vie, 15/01/2021 - 14:53

Un informe parlamentario culpa al Ejecutivo de mala gestión en un programa de subsidios que ha llevado a miles de familias a la ruina, la mayoría de origen inmigrante, fueron falsamente acusadas de fraude y obligadas a devolver las ayudas sociales que habían recibido para el cuidado de niños.

.

 

El Gobierno holandés ha presentado este viernes su dimisión en bloque ante el rey. "Gente inocente ha sido criminalizada y sus vidas arruinadas", expresó el primer ministro ante los periodistas. 

Un escándalo de supuesta discriminación racial en la concesión de ayudas sociales a familias con hijos ha provocado la caída del Gobierno del primer ministro holandés, Mark Rutte.

Miles de familias, la mayoría de origen inmigrante, fueron falsamente acusadas de fraude y obligadas a devolver las ayudas sociales que habían recibido para el cuidado de niños. El error llevó a muchas familias a endeudarse para devolver a la agencia tributaria lo recibido durante años.

El gabinete dirigido por el liberal Mark Rutte asumió la responsabilidad política por lo ocurrido a tan solo dos meses de las elecciones legislativas, lo que es considerado por la prensa el mayor escándalo político y administrativo de las legislaturas de Rutte, al frente de sucesivos gobiernos desde el 2010.

El escándalo comenzó en el 2012 y se calcula que hasta 26.000 familias se vieron afectadas. A una madre hacienda le reclamó que devolviera cerca de 48.000 euros. Aunque trató de explicar a las autoridades que estaban cometiendo un error, no logró que nadie la escuchase, y empezaron a bloquearle no sólo las ayudas para el cuidado de los niños sino también otro tipo de ayudas.

Permanecerán como gobierno interino hasta los comicios del 17 de marzo, lo que le permitirá seguir tomando decisiones respecto a la pandemia y aplicando las restricciones necesarias como parte del actual confinamiento, que mantiene cerrada toda la actividad no esencial hasta al menos el 9 de febrero.

 

Con información de El País.