El Caribe podría convertirse en un mar muerto en los próximos diez años

Por Tania M Quiroga Páez. | Lun, 30/11/2020 - 19:27

La fundación alemana Franz Weber desarrolla la iniciativa ‘Gran Sea Flower’ para salvar la biodiversidad del Caribe, pues, según la organización, de las 57 especies de coral que habitan la reserva, el 90% se encuentra en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN.

Asimismo, el 55% de las aves están bajo amenaza, por lo cual, afirma la fundación, el proyecto una prioridad con el fin de cuidar la biodiversidad de la región. Además, si se lleva a cabo la iniciativa, sería la primera reserva transfronteriza a seis partes, pues solo existen acuerdos entre dos y tres gobiernos. En Latinoamérica El Trifinio es uno de estos tratados de tres partes, compuesto por El Salvador, Guatemala y Honduras.

Leonardo Anselmi señala dos datos concretos para entender la importancia de la iniciativa. La primera hace referencia al valor de los corales los cuales sostienen la biodiversidad del hábitat marina y oceánica. Si llegan a extinguirse, señala Anselmi, quedarían pocas semanas de existencia para la vida marina.

El segundo elemento es el alcance y la envergadura del sistema coralino de San Andrés, el tercero más grande del mundo conocido como ‘Sea Flower’. Por ello, se espera ampliar el área coralina de 180.000 km ² a 500.000 km ² e incluir a países como Jamaica, Honduras, Nicaragua, Panamá y Costa Rica. Además, esta zona se ha convertido en uno de los últimos santuarios de tiburones de arrecifice que quedan en el mundo.

 

Con información de Infobae.