Publicidad


Publicidad

Con elección de Joe Biden se espera ratificación de acuerdos con Colombia

Por Ana Naranjo | Sáb, 07/11/2020 - 19:19

 

Joe Biden

Desde 1920 cuando el presidente Marco Fidel Suarez, adoptó la denominada doctrina “North Star” o estrella del Norte de los Estados Unidos, el país ha vinculado su destino al de esa nación.

El país norteamericano ha sido el principal aliado de Colombia en la región en todos las áreas, estratégica, militar, comercial, y económica, entre otras.

Incluso Colombia contribuyó con el envío de tropas a la Fuerza de Paz de la ONU en la guerra de Corea en la década de los años cincuenta.

En la historia reciente, el Plan Colombia, la lucha antidrogas y el Tratado de Libre Comercio, TLC,  han marcado las relaciones bilaterales, en las que el país ha sido dependiente.

Es por ello que también Colombia es uno de los más sensibles ante cualquier fluctuación en la economía de Estados Unidos.

La explicación radica en las exportaciones pues este país es nuestro principal destino. Otro aspecto importante son los fondos que anualmente destina Estados Unidos a Colombia.

El año pasado el Congreso de ese país destinó para 2002, US$448 millones. De estos son US$61 millones para desarrollo y US$146 millones para apoyo económico, es decir para programas relacionados con el acuerdo de paz, los indígenas, ONG y la Fiscalía.

De esta cifra, además, US$180 son para la lucha contra el narcotrafico, US$21 para el desminado y otros US$39 millones para programas militares.

Por esta razón y como jamás había ocurrido en la historia, hubo molestia en varios sectores políticos de Estados Unidos y Colombia, por una presunta injerencia del gobierno colombiano en la campaña presidencial en favor de Donald Trump. Sin embargo, la administración Duque aspira que a futuro ello no tenga efectos.

Analistas políticos consideran que históricamente, Colombia ha mantenido relaciones bipartidistas, las alianzas, apoyo y ayudas se han ratificado, se espera que con la elección de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos no sea la excepción.