El ministro de Defensa, Diego Molano, informó que la aspersión con glifosato en el país podría reiniciarse en marzo 

Por Tania M Quiroga Páez. | Vie, 05/02/2021 - 16:35

El jefe de la cartera aseguró la aspersión aérea de glifosato se implementaría para lograr meta de erradicación de 130.000 hectáreas de cultivos ilícitos en este 2021.

.

 

El Ministerio de Defensa informó el diciembre pasado que para 2020 se cumplió con la meta de erradicar 130.000 hectáreas de cultivos ilícitos en el país, y aunque la cifra seguirá siendo la misma para este 2021, el gobierno de Iván Duque ha insistido en que las aspersiones con glifosato deben volver a Colombia para detener el crecimiento de estos cultivos en el territorio. Al respecto, en las últimas horas, el ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que las aspersiones podrían volver en marzo, así lo indicó en entrevista con la revista Semana.

Molano a la revista Semana, “El Gobierno sigue con la meta de 130 mil hectáreas y espera, después de cumplir con todos los procedimientos y las consultas necesarias, que a finales del mes de marzo deben culminar, de modo que se pueda iniciar de inmediato la aspersión con precisión.

Algunas de las condiciones que fijó la entidad judicial, incluían demostrar que los daños causados por el herbicida en la salud y a nivel ambiental podían ser amortiguados. De igual forma, en un auto publicado en 2019 por la Corte Constitucional, el ente añadió otro requisito que se debía tener en cuenta: cumplir con lo establecido en el acuerdo de paz, es decir, la sustitución de cultivos, así lo detalló el periódico El Tiempo.

Con ayuda de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, el Ministerio de Defensa logró disminuir el número de cultivos ilícitos en el territorio colombiano al pasar de 170 mil hectáreas en 2018 a 154 mil en el 2020, a lo que señaló que para mantener y/o reducir las cifras era necesario continuar con la sustitución de cultivos, de la mano de la aspersión aérea, sobre todo en zonas “donde se cumplen los requisitos que estableció la Corte Constitucional”.

Aunque en 2015 se suspendió la aspersión aérea con glifosato en Colombia, como medida preventiva frente a una alerta emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indicaba que el herbicida era probablemente cancerígeno para los humanosen 2017 la Corte Constitucional estableció algunos requisitos que se debían cumplir para que se aprobara el regreso de la aspersión.