Denuncian riesgo de desplazamiento de dos mil indígenas por minas antipersona en resguardos antioqueños

Por Tania M Quiroga Páez. | Sáb, 06/02/2021 - 20:33

Doce comunidades indígenas del Urabá antioqueño se declararían en minga permanente para exigir protección y el cumplimiento de sus derechos. Piden al Gobierno y a las autoridades locales que convoquen de manera urgente a una misión de acompañamiento permanente y de carácter civil a las comunidades indígenas afectadas.

.

 

Alrededor de 2 mil indígenas de los resguardos ríos Murindó y Chageradó están confinados en el Urabá antioqueño, por la presencia de minas antipersonales puestas recientemente, según denunció la Organización Indígena de Antioquia (OIA).

Las familias Embera eyábida se encuentran en alto riesgo de desplazamiento masivo, por lo que pidieron garantías de seguridad para proteger a las mujeres, niños y adultos de esas comunidades.

El consejero de Derechos Humanos y Paz de la OIA, Alexis Espitia, confirmó que por los enfrentamientos de los grupos armados al margen de la ley, los indígenas no solo del Urabá sino del Occidente antioqueño están en peligro.

Los grupos armados ilegales recientemente han sembrado minas antipersonales, por lo que las comunidades no pueden transitar por sus territorios, tener control de sus cultivos agrícolas, que son el sustento para sus familias.

La OIA aclaró por medio de un comunicado que desde mediados del 2019 alertaron sobre incursiones armadas en resguardos indígenas de Murindó, Urrao, Dabeiba, Frontino y Vigía del Fuerte.

"En nuestros llamados hemos sido enfáticos en señalar que los pueblos y territorios indígenas deben ser escenarios de paz y rechazamos la presencia de actores armados de todo orden, legales e ilegales".