Pasar al contenido principal

El extraño correo de un testigo contra el embajador Francisco Santos

Exteniente del ejército es clave en proceso para determinar o no vínculos del embajador de Colombia en Estados Unidos con las autodefensas. Su declaración estaba prevista y no se pudo hacer, pero en cambio apareció un correo con comprometedor contenido y autor. 

Norbey Quevedo Jue, 22/10/2020 - 21:27

Un correo electrónico enviado desde la cuenta [email protected] fue enviado a las 11:48 a.m de este jueves a Francisco Santos Calderón, embajador de Colombia en Estados Unidos. Seis horas después el mismo mensaje apareció en la bandeja de entrada del correo electrónico de Francisco Bernate, apoderado judicial de Santos Calderon. El asunto que refería era teniente Bustamante.

El mensaje fue corto y concreto. El autor de aquel mensaje aseguró ser el testigo en contra de Francisco Santos en el caso que investiga la Fiscalía sobre una presunta relación del hoy embajador con las Autodefensas Unidas de Colombia y uno de sus comandantes Salvatore Mancuso. El ente acusador indaga si Santos tuvo participación o no en la creación del Bloque Capital del otrora grupo armado ilegal.


“Doctor Santos soy el testigo en su contra en la reunión de Mancuso, hago parte del cartel de falsos testigos de cepeda jep y ongs por favor comisione a alguien para que me visite no quiero seguir mintiendo”, señala Bustamante en la comunicación.

El mail causó preocupación. De inmediato, Francisco Bernate, abogado de Francisco Santos ofició a la Fiscalía y Procuraduría advirtiendo que no responderían a dicho correo y solicitando se indagara lo sucedido.

Lo extraño del asunto es que la Fiscalía Primera de la Unidad de Fiscalías Delegadas ante la Corte Suprema de Justicia, el pasado 14 de octubre dentro del radicado 2007-11206 ordenó recibir el testimonio de Julio César Bustamante Fernández.

correo
Correo electrónico enviado a Francisco Santos Calderón


Se trata de un ex teniente del ejército que laboró en el area de contrainteligencia y  quien aseguró ante el ente acusador el 15 de marzo de 2016, según un informe de La Nueva Prensa, ser testigo de una reunión en la que supuestamente Francisco Santos Calderón, el ex procurador Alejandro Ordoñez y Salvatore Mancuso se reunieron para conformar grupos paramilitares que operarán en Bogotá y Bucaramanga.

La supuesta reunión de la que habría sido testigo el teniente Bustamante, en su calidad de infiltrado,  habría ocurrido el 20 de noviembre de 2000 en Bogotá y está sería una de las dieciséis reuniones realizadas entre miembros de la organización y diversas personalidades de la política.

Por estos señalamientos la Fiscalía Primera Delegada ante la Corte Suprema mediante resolución del pasado 29 de septiembre ordenó escuchar al testigo. La diligencia fue programada para el 14 de octubre pero Bustamante no apareció. Se reprogramó entonces para este jueves 23 de octubre a las 9:00 a.m

En esta ocasión el testigo se conectó virtualmente desde un café internet.  Inició su declaración pero ésta empezó a tener problemas de señal y conexión.

Este hecho generó que la Fiscalía decidiera reprogramar la recepción del testimonio de manera presencial y en las instalaciones del organismo investigador. Pero tres horas después de haberse presentado los problemas de conexión de Bustamante, llegó el primer correo electrónico a los servidores de la Cancillería, de quien aseguró hacer parte de un “cartel de falsos testigos”.

Fiscalía
Citación de la Fiscalía a Julio César Bustamante 



Con el antecedente de lo sucedido con el expresidente Álvaro Uribe y el abogado Diego Cadena judicializados por manipulación de testigos, el apoderado de Francisco Santos, puso en conocimiento de los organismos de control lo que ocurrió horas después de no haberse podido recibir la declaración por problemas técnicos.

Aunque los señalamientos en contra de Francisco Santos de ser el presunto creador del Bloque Capital de las Autodefensas no son nuevos, el tema recobró vigencia semanas atrás, justo en el momento en que se libraba un pulso jurídico entre los abogados de Mancuso y el gobierno colombiano al solicitar el retorno al país para responder por sus múltiples crímenes.

A comienzos de septiembre cuando se estaba definiendo la extradición de Salvatore Mancuso a Italia o a Colombia, luego de pagar una larga condena por narcotráfico en una cárcel de los Estados Unidos, el exjefe paramilitar habló.

Aseguró que el embajador de Colombia en Estados Unidos, y otras personas cercanas al expresidente Álvaro Uribe Vélez fueron cercanas a las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC. Lo hizo a través de una carta que envió al exministro Álvaro Leyva Durán quien la hizo pública.

En la misiva también aseguró que se han utilizado medios coercitivos para intimidarlo, “como torturas, amenazas, persecución judicial a través de montajes como que he denunciado publica y judicialmente, todo tratando de callarme, ni que decir, cuando conté de forma detallada de las relaciones del Estado y las Auc”, indicó.

mancuso
Salvatore Mancuso, exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), durante su condena en EE.UU.



Además mencionó a José Miguel Narváez, exdirector del DAS condenado como uno de los responsables del asesinato del humorista Jaime Garzón. El exparamilitar fue más allá. Dijo que el país no conocía la verdad, porque no hubo interés político de que ésta se conociera. Finalmente criticó el proceso de Justicia y Paz pues a su juicio, “terminó siendo peor que un proceso ordinario”.

Luego de conocerse la carta, Francisco Santos emitió un comunicando rechazando las afirmaciones de Mancuso. El embajador aseguró que no había ninguna novedad en lo afirmado por el exjefe paramilitar, “son las mismas que hizo hace 13 años, con ninguna prueba distinta a su palabra, y que jamás ha podido demostrar en ninguna instancia”.

Santos aseguró que las dos ocasiones que se reunió con Mancuso fue en su condición de periodista del periódico El Tiempo y como director de la Fundación País Libre, en una gestión que aseguró fue de carácter humanitario con el propósito de lograr la liberación de un secuestrado.

Por ahora, en libertad, con antecedentes penales, el paradero del testigo Bustamante es incierto. También resulta un misterio el correo, su autor y el propósito de la comunicación en un entorno poco claro.

Contacto Agencia de Periodismo Investigativo